Triatlón

Cuando estamos entrenando nuestro deporte, nos obliga a pasar varias horas en el agua. Somos muchos los que vamos a entrenar natación a la piscina para mejorar nuestros tiempos. No siempre tenemos ganas de entrenar y, a veces, sólo hace falta cualquier imprevisto para que se nos quiten las ganas del todo. Aquí dejo unos consejos para entrenar natación. Espero que os ayuden.

Consejos generales para preparar la natación en triatlón.

Respeta la fases del entrenamiento. Un entrenamiento de natación tiene tres partes: el calentamiento (poner el cuerpo a punto), parte principal (donde realizaremos el trabajo específico) y vuelta a la calma. El calentamiento tendría que durar entre el 10 y 20% del tiempo total de la sesión, igual que la vuelta a la calma.

¿Entrenar sólo o en grupo? Todo tiene sus pros y contras, si estás sólo sigue el entreno marcado y aprovéchalo, para mejorar la técnica e ir a tus ritmos. Entrenar con más gente te puede ayudar a entrenar a ritmos más altos si “chupas rueda”, y te picarás para conseguir tus registros. Como aspecto motivacional te puede beneficiar mucho. Aprovecha cada momento y disfrútalo si estás sólo o en grupo.

Dedica una parte de la sesión (normalmente después del calentamiento) a realizar ejercicios de técnica, hay que consolidar la técnica de natación. No te hinches a metros sin técnica. Hay que buscar el movimiento más económico y rentabilizar tus esfuerzos. Te pueden ayudar los compañeros, sino apúntate a un cursillo.La natación se compone de cuatro estilos, y dentro, de cada estilo se pueden hacer multitud de ejercicios, por tanto, te da una amplia variedad de ejercicios. Aprovéchalo, diversifica tus entrenamientos de natación, no te centres sólo en crol. Piensa también en utilizar el material auxiliar para mejorar en tus avances técnicos (pull, palas, aletas,…)Aprende a respirar por ambos lados ya que el sol, las olas, los otros triatletas,… pueden ser tus amigos o tus enemigos. Combina metros respirando sólo por la izquierda, luego la derecha. También bilateral.

Aprende a ponerte las gafas sin apoyos, te puede pasar en un cualquier prueba triatlética y tienes que tenerlo aprendido. Un imprevisto como este puede hacer que arruines tu prueba. No dejes que te pase. Ten previsto que te puede pasar. Si puedes y la climatología lo permite, haz entrenamientos en aguas abiertas. Mejor en grupo. Prueba el neopreno o tritraje para prevenir posibles rozaduras.

No te desanimes si en tu carril hay gente, ¿acaso vas a nadar sólo en un olímpico / ironman? Tómatelo como un reto y esté pendiente de todos. Te obligará a nadar crol con cabeza fuera al agua para mirar si puedes pasarlo o no (practicarás para buscar las boyas en un triatlón). Además harás cambios de ritmo para no chocar y te adaptarás a distintos ritmos.

Si doblas sesión, intenta hacer en el orden de un triatlón; implica por tanto, primero nadar. El esfuerzo, voluntad y constancia son la base para mejorar en natación.