Correcta hidratación

Cuando hablamos de deporte es importante hablar sobre la hidratación. El agua es sin lugar a dudas la sustancia nutritiva más importante, en ella reside entorno al 60% de nuestro peso corporal.
Se dice que podemos aguantar sin comer durante varios días o incluso semanas, pero lo que nunca podríamos es quitarnos el agua, dado que es la necesidad primaria de nuestro cuerpo.

Funciones de la hidratación:

• Regulación térmica por medio de la sudoración.
• Contribuye al óptimo funcionamiento de órganos y células, participando en la digestión, circulación, excreción, etc.
• Es el medio de transporte de los nutrientes.
• Es fundamental para las reacciones enzimáticas.
Entonces, si en personas normales sucede esto, en el cuerpo de una persona que practica deporte se debe incrementar el nivel de ingesta de agua. Hay incluso casos de gente que llega a beber 5 Litros de agua cuando hace deporte, dada la deshidratación que sufre el cuerpo. Según un estudio, cuando tenemos falta de hidratación nuestro cuerpo rinde mucho menos, por ese motivo es importante cuando salimos a correr o practicar deporte estar bien hidratados para evitar tener pérdidas de rendimiento.
Por una razon u otra la mayoría de deportistas no se hidratan correctamente y eso provoca que la recuperación sea más lenta. También contribuye a que tengan pérdida de fluidos. Cada condición climática implica unos niveles de ingesta superiores o inferiores, por eso se debe tener en cuenta el país y la localización donde se practica el deporte.

¿Agua o bebidas deportivas?

Según varios científicos para contrarrestar esas situaciones fisiológicas y mejorar el rendimiento deportiva es importantísimo hidratarse, pero sobretodo es necesario incrementar los líquidos en cantidad y tiempo, en otras palabras, debe ser antes, durante y después de los entrenamientos.
Cada actividad física supone un juego distinto de mecanismos por los cuales se puede optar al agua o a la bebida isotónica, la cual ayuda a la recuperación de sales, electrolíticos y minerales: generalmente sodio, potasio y cloro. Para eso hay que tener en cuenta dos tipos de entrenamiento, en este caso tenemos:
(Todos estos datos son estimados según cada persona, peso, actividad, temperatura.. etc)

Deporte o entrenamiento con una duración inferior a 60 minutos:

Hidratación pre-entrenamiento/competencia:

– 1 a 2 hs. previas, 500 ml. de agua.- 15 a 30 minutos previos, 500 ml. de agua.
Hidratación en competencia/entrenamiento:

– Cada 10-15 minutos 200 ml de agua
Hidratación y periodo post-competencia/entrenamiento:

– Durante las 24 hs. siguientes, líquidos dependiendo de las pérdidas

Deporte o entrenamiento de 1 a 4 horas de duración:

Hidratación pre-entrenamiento/competencia:

– 1 a 2 hs. previas, 500 ml. de bebida deportiva. (Ej: Powerade, etc)

– 15 a 30 minutos previos, 500 ml. de bebida deportiva
Hidratación en competencia/entrenamiento:

– Cada 10-15 minutos 200 ml (a elegir entre agua o bebida deportiva según gustos / gasto energético)
Hidratación y periodo post-competencia/entrenamiento:

– Inmediatamente después y cada 2 horas durante 6 a 8 horas bebida deportiva.